Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 diciembre 2010 3 15 /12 /diciembre /2010 15:28

                                      images-copia-3

 

 

La crisis, la famosa crisis, está infravalorada.

Sea el periódico que sea o el informativo que sea, solo se dan datos numéricos fríos como témpanos de hielo que hablan del número de parados, del número de personas que acuden a Cáritas para echarse algo al estómago, del número de viviendas embargadas y números y más números.

Acto seguido, y es el caso de hoy, aparecen imágenes en la televisión de un hombre en Estados Unidos que va a vengarse de los que creen que han despedido a su mujer y a los que les pide que le readmitan. O mucho más cerca, en Olot, un hombre mata a cuatro personas a tiros de escopeta.

Este último, según algunas noticias, es un hombre que se vuelve loco y se atraganta en medio de su miseria, en la que le embargan la vivienda, no le pagan un talón que supuestamente le permitiría ir a comprar al supermercado y hasta pagar la luz, el agua...., y desesperado sale al encuentro de aquello o aquellos que según habrá creído son los causantes de su miserable vida.

No, no es justificable desde el punto de vista humano, de la misma manera que no es justificable que “los mercados” castiguen a uno o varios países y que aún dejando un reguero de parados, de gente que se queda sin vivienda, de nuevos enfermos mentales, de parásitos de padres pensionistas, sigan con ese castigo impasible.

Y es que las noticias que aparentemente son inconexas en realidad se entrelazan, y cuando la incertidumbre ennegrece cualquier atisbo de solución y cuando la maloliente crisis sigue dando porculo, aparece gente que se desespera y se vuelve loca, y cuando se vuelve loca se suicida o mata a otros, o se deja morir, o sufre como un cosaco.

Que no son números los parados ni son números los muertos a tiros en Olot, que son seres humanos con sentimientos, de gente que llora y que llorará, y lo peor de gente que no podrá ni llorar, pero que dejará a gente llorando por ellos.

La crisis no se mide por números, porque sus consecuencias son sociológicas, psicológicas y políticas, y todo esto no tiene registros numéricos.

Que los políticos se aten los machos y se preparen a ser responsables de todo esto y que se dejen de figurar y ponerse medallas cuando las cosas parecen que van bien.

No serán estos los únicos sucesos que nos acongojen; habrán también de menos escabrosos, pero haberlos los habrá.

Que la crisis no son porcentajes, es mucho más, porque lleva sufrimiento y noches en vela y eso no va con el sistema centesimal.

Compartir este post

Repost 0
Published by diegolopez.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de diegolopez.over-blog.es
  • El blog de diegolopez.over-blog.es
  • : Estoy vivo, creo que soy contemporáneo del tiempo que me toca vivir. Entre los pliegues de mi corteza cerebral algo pasa. De las cosas que pasan entre esos pliegues hay algunas que me provocan la crítica o como mínimo el pensamiento en voz alta. Esto es mi blog, pensamientos en voz alta en los tiempos que corren.
  • Contacto

Busqueda

Liens