Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 junio 2011 2 14 /06 /junio /2011 18:51

                                     images-copia-15.jpeg

Parece que con semejante título tuviese intención de hablar o de contar pasajes del siglo XVIII o XIX, época en la que los niños de 10 años ya estaban trabajando 12 o 14 horas cada día, pero no, es un título absolutamente contemporáneo. No parece que en esta parte del hemisferio que nos está tocando vivir, tengamos que poner a nuestros hijos a trabajar a tan temprana edad, pero sin embargo la escasez de trabajo y la diferencia de rentas y las bolsas de pobreza, nos están dando una perspectiva sobre la lucha de clases tan necesaria como diferente a los inicios de este movimiento social.

Leía ayer que en una ciudad del cinturón industrial de Barcelona un señor con 45 años se ahorcó en la plaza que hay en frente del piso de ADIGSA que ocupó ilegalmente porque se le había acabado todo tipo de prestación, se le había acabado la paciencia a ADIGSA de que ocupara el piso este trabajador, con profesión electricista durante 20 años, junto a su mujer y un hijo pequeño y se le habían acabado a este pobre hombre las fuerzas por seguir luchando contra semejante situación. Me imagino la de noches en vela que ha pasado este hombre y la de veces que saldría de ese piso en busca de una esperanza y un futuro para su hijo. Su hijo no tendrá que salir a trabajar, porque este es un país desarrollado, !faltaría más!, pero será huérfano y vivirá en precario hasta que esto reviente por algún sitio.

La lucha de clases a la que yo me refiero es esta, la que busca, entre unos pocos millonetis y financieros rapiñeros que tienen y acumulan fortunas inhumanas, la dignidad más básica que les permitan a los padres darles un bienestar y un futuro a sus hijos, para evitar de colgarse en el primer árbol del primer parque que encuentres en tu camino.

Nos debe de estar pasando que todos creemos estar en el lado bueno de la vida, en la que los problemas prácticamente no existen y que nunca nos tocará vivir de forma tan desafortunada; pero realmente estamos cerca de la frontera que en un paso te puede colocar en ese lado oscuro y tenebroso donde puedes encontrarte con que no eres el referente que buscas para tus hijos y donde la amargura te revienta por dentro y te lleva a tomar decisiones drasticas.

La crisis financiera dejó de ser un problema que se explica con números para ser un drama inmenso donde la gente sufre. No podemos quedarnos quietos ante tanta miseria humana, y debemos de ser consecuentes con los deseos que nos llevan a creer que la sociedad en la que vivimos puede ser más justa. Solo hay una forma, es actuar y dejar de ser estatuas de sal.

La lucha de clases no es la revolución rusa, es el deseo por lo razonable. El siglo XXI no puede ser el siglo en el que restamos.

No puede ser que se cree el estado del bienestar en Europa al acabar la 2ª guerra mundial, cuando todo el continente estaba en un estado paupérrimo y miserable, y ahora que hemos acabado con el siglo XX, con una riqueza nunca habida, donde se han desarrollado las ciencias y la tecnología hasta formas inimaginables, vallamos a cargarnos de un plumazo todo el esfuerzo de todas nuestras generaciones pasadas.

El Neoliberalismo nos está llevando a desangrarnos. Ante esta situación no podemos seguir siendo títeres sin cabeza.

En honor a ese padre desesperado (y a tantos miles más), debemos de seguir lo que está inacabado, o sea la lucha por la dignidad de las personas. Y si se llama lucha de clases, pues eso "lucha de clases".

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by diegolopez.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de diegolopez.over-blog.es
  • El blog de diegolopez.over-blog.es
  • : Estoy vivo, creo que soy contemporáneo del tiempo que me toca vivir. Entre los pliegues de mi corteza cerebral algo pasa. De las cosas que pasan entre esos pliegues hay algunas que me provocan la crítica o como mínimo el pensamiento en voz alta. Esto es mi blog, pensamientos en voz alta en los tiempos que corren.
  • Contacto

Busqueda

Liens